FIICV

De todo con niños

Cocinar con niños

La clave para que los niños prueben alimentos nuevos es involucrarlos en su elaboración. Si ellos mismos ayudan a prepararlos, sabrán como se hace y que ingredientes tiene, y tendrás menos reparos a la hora de meterlos a la boca. De ahí la importancia de introducir a los niños en la cocina cuanto antes. Si quieres que coman brócoli, lo mejor es que lo preparen.

Pueden empezar con preparaciones muy sencillas, y poco a poco ir aumentando la dificultad. A ellos les encanta medir las cantidades y mancharse con salsas, por eso, es muy difícil que te digan que no. Pero para que no se sientan intimidados por hacerlo mal, hay que presentárselo de una manera sencilla y divertida.

Cocinar con niños

Con estos 5 consejos, podrás enseñar a tu hijo a cocinar. Y quién sabe, el día de mañana puede ser un reconocido chef.

Busca el tiempo

Muchas veces no tienes tiempo ni de ponerte tu a cocinar, cómo para hacerlo con tus hijos. Quizás los fines de semana, cuando hay uno o dos días libres para poder sacar tiempo para cocinar, puede ser un buen momento para empezar. Necesitarás un par de horas para hacerlo, porque con ellos tardarás más.

Se puede empezar con lo más sencillo, el desayuno. Pedirles que te ayuden a preparar el café, su cacao, y algo sencillo, como magdalenas o crepes.

Encuentra la receta adecuada

No hay que comprarse un libro de cocina para niños, lo mejor es enseñarle unas cuantas recetas básica y fáciles que generalmente come en casa él, espaguetis con tomate, albóndigas, croquetas, un flan de huevo, por ejemplo.

También puedes buscar un libro de recetas normal y seguir lo que marca. Por ejemplo, saqué varias ideas de esta web para hacer magdalenas, y en este sitio tienen muchas recetas de crema de calabacín. O puede elegir él la receta que quiere hacer. Para que se sientan útiles, deja que hagan diferentes tareas, no solo añadir sal o pimienta.

No hace falta tener un equipo especial

No hay que comprar utensilios de cocina más pequeños para ellos, pues en unos cuantos meses se les quedarán pequeños. Con un cuchillo afilado y tablas de cortar sujetas, se le puede enseñar las habilidades básicas con el cuchillo.

También se le puede enseñar a organizar todas las cosas y a mantener limpio el espacio de trabajo.

No importa que sean melindrosos con la comida

Aunque se trate de una comida que no les guste, al prepararla pueden desarrollar su interés y desechar sus miedos por ciertos alimentos. Asegúrate de que la preparación tenga, por lo menos, un ingrediente que le guste. Si se animan a probarlo puede que le guste. Los niños son más propensos a probar lo que hacen, por curiosidad más que nada.

Con un bocado de algo nuevo es suficiente, la próxima vez le tendrán menos aversión. Busca otras maneras de tomar pescado, como una empanada de atún.

Se paciente

Sí, con los niños se mancha más, se tarda más e incluso se rompen cosas, pero es mejor enseñarle a cocinar que tener que darle de comer todos los días. Cuanto más cocines con los niños, más rápido aprenderán.

Si no tienes paciencia y les gritas o te enfadas con ellos, no querrán volver a cocinar nunca más, pues supondrá una riña. Resiste la tentación de hacer tu el trabajo por ellos, pues así no aprenderán. Y cada vez lo harán más rápido y mejor.